¿CONOCES NUESTRA HISTORIA?

Comenzó con un Sueño


Cohnquer es la analogía de vidas cruzadas, de caminos unidos por un mismo sueño. El sueño de tres jóvenes que vieron cumplido algo que tenían en sus mentes inquietas desde pequeños, donde la inocencia y la magia son palpables. No obstante, su ilusión no se desvaneció como tantos sueños suelen marchitarse mientras crecemos y evolucionamos. Su sueño permaneció imperturbable hasta que el reencuentro entre los tres, motivados por el reto del logro, siendo conscientes que solo un 5% de las personas cumplen sus sueños, viviendo de aquello que les apasiona, les llevó a dar el siguiente paso.

La Pasión, un elemento clave


Reflexionando y estudiando qué podían ofrecer al mercado que cubriera sus necesidades, que fuera útil y práctico, que satisfaciera sus deseos y que, al mismo tiempo, tuviera un poco de ellos mismos impregnando su marca, dejando huella, se percataron que los 3 poseían una gran vinculación y pasión por la madera desde pequeños.  La madera lograba despertar sus emociones, y con ellas, el recuerdo latente de cuando eran niños, jugando con ínfimas y sencillas piezas, donde la creatividad estaba tan presente, que era imposible no perder la noción del tiempo. ¡¡Wow!! ¡¡Incluso llegaron a tener la típica casa del árbol!!

La madera, el material


Esta parte emocional, unida al conocimiento de que la madera es un material orgánico que lleva toda al vida conviviendo con el ser humano, conocedores de su comodidad, sostenibilidad, reciclable y biodegradable… no había duda alguna. La madera era el material idóneo para la marca, para su proyecto hecho realidad. Una marca que debía recordar nuestros orígenes, nuestras raíces, recordando nuestra propia felicidad más básica. Esa idea iba evolucionando, pensando en materializarla mediante complementos de moda de madera que la gente pudiera llevar a diario, que les recordará cuáles son nuestros orígenes y cómo queremos que sea nuestro futuro. Así nació COHNQUER.

La Marca


Os preguntaréis, ¿de dónde viene Cohnquer? Pues resulta que la creatividad de los niños que fuimos, la mantuvimos para crear nuestra marca… vuestra marca. He aquí la simbología:
C, O, H y N son las iniciales de los principales componentes de la madera. Carbono, Oxígeno, Hidrógeno y Nitrógeno. La palabra conquer es conquistador, es decir, una persona que lucha por sus sueños y objetivos hasta conseguirlos.

Sueños haciendose realidad


La motivación y perseverancia que les llevó a crear Cohnquer, es la que día a día transmiten a través de la propia marca y sus artículos, cuyos relojes de madera son los principales y más preciados complementos de Cohnquer. Les siguen sus gafas de sol, hechas también con esa madera llena de sentimiento y de vida que la gente puede vestir a diario gracias a su comodidad. Son un complemento de moda original, útil y personalizado, rompiendo lo estándar y vinculándose con la naturaleza y el medioambiente. Queremos que grabes en tu regalo Cohnquer, aquellas palabras mágicas que te hagan recordar quién eres, qué quieres y por lo que luchas cada día.

Comenzó con un Sueño


Cohnquer es la analogía de vidas cruzadas, de caminos unidos por un mismo sueño. El sueño de tres jóvenes que vieron cumplido algo que tenían en sus mentes inquietas desde pequeños, donde la inocencia y la magia son palpables. No obstante, su ilusión no se desvaneció como tantos sueños suelen marchitarse mientras crecemos y evolucionamos. Su sueño permaneció imperturbable hasta que el reencuentro entre los tres, motivados por el reto del logro, siendo conscientes que solo un 5% de las personas cumplen sus sueños, viviendo de aquello que les apasiona, les llevó a dar el siguiente paso.

La Pasión, un elemento clave


Reflexionando y estudiando qué podían ofrecer al mercado que cubriera sus necesidades, que fuera útil y práctico, que satisfaciera sus deseos y que, al mismo tiempo, tuviera un poco de ellos mismos impregnando su marca, dejando huella, se percataron que los 3 poseían una gran vinculación y pasión por la madera desde pequeños.  La madera lograba despertar sus emociones, y con ellas, el recuerdo latente de cuando eran niños, jugando con ínfimas y sencillas piezas, donde la creatividad estaba tan presente, que era imposible no perder la noción del tiempo. ¡¡Wow!! ¡¡Incluso llegaron a tener la típica casa del árbol!!

La madera, el material


Esta parte emocional, unida al conocimiento de que la madera es un material orgánico que lleva toda al vida conviviendo con el ser humano, conocedores de su comodidad, sostenibilidad, reciclable y biodegradable… no había duda alguna. La madera era el material idóneo para la marca, para su proyecto hecho realidad. Una marca que debía recordar nuestros orígenes, nuestras raíces, recordando nuestra propia felicidad más básica. Esa idea iba evolucionando, pensando en materializarla mediante complementos de moda de madera que la gente pudiera llevar a diario, que les recordará cuáles son nuestros orígenes y cómo queremos que sea nuestro futuro. Así nació COHNQUER.

La Marca


Os preguntaréis, ¿de dónde viene Cohnquer? Pues resulta que la creatividad de los niños que fuimos, la mantuvimos para crear nuestra marca… vuestra marca. He aquí la simbología:
C, O, H y N son las iniciales de los principales componentes de la madera. Carbono, Oxígeno, Hidrógeno y Nitrógeno. La palabra conquer es conquistador, es decir, una persona que lucha por sus sueños y objetivos hasta conseguirlos.

Sueños haciendose realidad


La motivación y perseverancia que les llevó a crear Cohnquer, es la que día a día transmiten a través de la propia marca y sus artículos, cuyos relojes de madera son los principales y más preciados complementos de Cohnquer. Les siguen sus gafas de sol, hechas también con esa madera llena de sentimiento y de vida que la gente puede vestir a diario gracias a su comodidad. Son un complemento de moda original, útil y personalizado, rompiendo lo estándar y vinculándose con la naturaleza y el medioambiente. Queremos que grabes en tu regalo Cohnquer, aquellas palabras mágicas que te hagan recordar quién eres, qué quieres y por lo que luchas cada día.

¿Quieres Acompañarnos?


No menos importante, Cohnquer con su filosofía, blog y acciones, intenta motivar a las personas a luchar por sus sueños, dedicarse a lo que les apasiona y, en definitiva, a ser felices. Hay historias que tienen un principio y un final. La historia de Cohnquer sigue viva porque queremos que ésta, nuestra historia compartida, crezca gracias a vuestras emociones y experiencias vividas con nosotros.